Por qué una fixie?


Y por qué una fixie?

Todo empezó cuando Pablo me enseño lo que eran las bicicletas fixie. Al principio me atrajo mucho su estilo minimalista pero la verdad es que veía poco más en ellas. Pensaba que al no tener marchas solo serviría para dar algún paseo, pero que jamás podría ir cómodo en una. También pensaba que el hecho de ser piñón fijo era una tontería, pues al no poder parar de pedalear sería un agobio montar una. En ese momento solo contaba con los “contras” de estas bicicletas pero con el tiempo mi visión de estas cosas cambio y os muestro a continuación los 4 pros más importantes en mi opinión sobre estas bicis.

-No paras de pedalear! El hecho de no tener marchas y ser piñón fijo es cierto que te limita, pero a la vez hace que montarla sea mucho mas entretenido. Aprendes a controlar la velocidad con el ritmo de tus pedaleadas  y haciendo esto te olvidas de tener que estar cambiando de marchas constantemente. Con esto se consigue que el llevar una bicicleta de este tipo sea mucho más simple y requiera de menos atención, pues lo único que tienes que hacer en pedalear y girar; aunque también es verdad que a atención que te evitas al no llevar cambios a los que atender, la tienes que aplicar a estar atento a la carretera y a los peatones para ser ágil y bloquear la rueda si no llevas un freno de apoyo. Es cierto que puede costar adaptarte a esta simpleza, pero en mi opinión si le coges el gusto a esto no lo cambias por nada. Simplemente hay que cambiar tu visión sobre ir en bici.
-El bajo mantenimiento que requieren. Al ser tan simple la bici hay pocas cosas que puedan romperse. Esto lo hace perfecto para gente como yo que no disponemos de un gran sitio y material para poder reparar la bici.
- Hazlo tu mismo y bajo coste. Esto para mi tiene mucho valor. Puedes hacerte la bicicleta tú mismo partiendo de una vieja bicicleta de ciclismo y modificar las partes que quieras. Esto te permite configurarla muchísimo, y ahorrar dinero también porque realmente para transformar una bici de ciclismo a fixie solo necesitas cambiar el buje a uno de piñón fijo y el piñón, cosa que en total suma poco mas de 20 euros. Además en mi opinión hacerla uno mismo es mucho mas bonito, por que “la sientes mas tuya” y da una satisfacción diferente.
-Manejo perfecto para ir por ciudad: No hace falta suspensión para ir cómodo por asfalto. Además el hecho de no necesitar frenos permite acortar el manillar, cosa  que es perfecta para moverte mas cómodo entre la gente o entre los atascos.

Conclusión final: Puede que no sean las mejores bicis ni las más versátiles, pero si lo que buscas es una bici divertida, barata y sencilla para la ciudad tal vez podrías dar una oportunidad a este tipo de bicis, que cada vez están más presentes en nuestras calles. Tal vez te ayude esta otra entrada, escrita un dia nada más venir de una buena rodada.. No solo es una bicicleta 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada